Saltear al contenido principal
La App Para Saber En Tiempo Real Cuánto Y Dónde Están Trabajando Mis Empleados

La app para saber en tiempo real cuánto y dónde están trabajando mis empleados

Software Clock es un emprendimiento uruguayo que, mediante un software almacenado en la nube, proporciona a la empresa una manera práctica y rápida de controlar las asistencias de sus trabajadores a través de cualquier dispositivo.

El contador Alfredo Ghirardelli, junto a Global UY, creó Software Clock a finales del 2016 al detectar una necesidad en el mercado: la liquidación de haberes mediante los sistemas tradicionales resultaba siempre un problema. «En una empresa de limpieza para la que trabajaba era difícil liquidar sueldos porque los horarios y los puntos de trabajo eran variables», afirmó acerca de lo que lo impulsó a emprender. «Me di cuenta de que con las herramientas de programación que hoy existen se podía crear Clock», agregó.

La plataforma que funciona para celulares Android o IOS, tablets y computadoras permite al empleado marcar a través de un código (generalmente su cédula). Al digitarlo, la app toma una selfie verificadora que se sube a la nube junto con su geolocalización. De esta forma se puede saber en tiempo real qué funcionarios ingresaron, a qué hora y desde qué lugar; sin necesidad del registro de huellas y cableado que requieren los métodos tradicionales.

En el caso de que no haya internet, se almacena la marca y se sube una vez que se obtiene conexión. También se pueden activar alertas, por ejemplo, cada vez que alguien llega tarde. «La magia está en el software alojado 100% en la nube. El cliente puede monitorear su empresa desde cualquier dispositivo y lugar. Puede estar en Buenos Aires y saber qué está pasando en su oficina en Montevideo», explicó el fundador de Software Clock.

Además del registro de asistencias, la aplicación procesa la información para generar reportes que facilitan la liquidación de sueldos y ayudan a determinar ausentismos, presentismos y ratios de productividad por empleado o sucursal. «Hay dos cosas que el Ministerio de Trabajo aplaude de este registro: que el control de asistencia lo haga una empresa tercerizada y que nuestro cliente no pueda manipular las marcas de sus empleados», señaló Ghirardelli.


2700 empleados de 52 empresas marcan con Software Clock en más de 127 sucursales.


El costo de la plataforma depende de la cantidad de empleados: desde una primera categoría de hasta 10 que cuesta US$ 29 por mes hasta una de más de 400 que tiene un costo de US$ 0,50 por empleado mensualmente. El precio es independiente de si las personas trabajan en una misma sucursal o están distribuidos por todo el país. «El primer mes no lo cobramos y si después de los primeros tres meses el cliente no está conforme con el producto, le devolvemos el dinero. Estamos muy confiados, no nos ha pasado aún», aseguró el emprendedor de Software Clock.

Todos los planes incluyen: acceso a la plataforma (de forma confidencial y respaldada) asistencia técnica remota e ilimitada y mantenimiento de la información en la nube por hasta cinco años. Además, está la opción de adquirir un equipo en el caso de que la empresa no cuente con uno propio. El más comprado es una tablet con conexión wifi que cuesta US$ 160. «La mayoría de nuestros clientes utilizan un dispositivo fijo en una oficina pero el celular es una opción muy válida para aquellos que trabajan con técnicos en la calle», expresó el creador de la app.

Hace un año y un mes que comercializan el emprendimiento y a julio del 2018 ya llevaban un crecimiento del 600%. Hoy trabajan con 52 empresas y hay 2.700 usuarios que día a día marcan con Software Clock en 127 sucursales. Apostaron por consolidarse en Uruguay antes de lanzarse al exterior, aunque cuentan con algunos clientes en Brasil, Argentina, Paraguay y México. «Tenemos propuestas de salir del país que estamos evaluando con mesura», concluyó.


Extracto de la nota publicada en El Observador el 9 de diciembre de 2018.

× Suscripciones seleccionadas

Seleccioná alguna suscripción para continuar.

Volver arriba